Blog Posts

Los países que dependen de los ingresos procedentes del petróleo, el gas y la minería se encuentran frente a una triple crisis. En este artículo, destaco tres áreas en las que la transparencia puede ser de ayuda en estos tiempos difíciles para apuntalar los logros conseguidos con gran esfuerzo en la rendición de cuentas en el sector.    

Guyana, el pequeño país sudamericano, tiene una población de menos de 800.000 habitantes y una gran reserva de petróleo. Según los descubrimientos más recientes, la economía de Guyana podría transformarse, ya que el FMI calculó un crecimiento de aproximadamente el 52,8% en el PIB de Guyana en 2020. Sin embargo, la 

La promoción de la transparencia y la rendición de cuentas son objetivos importantes en sí mismos. Sin embargo, la actual crisis también ha puesto de manifiesto cómo el tener una gobernanza abierta e inclusiva puede ser provechoso para los responsables de tomar decisiones en los gobiernos.

Las consecuencias sanitarias y económicas de la crisis de la Covid-19 van desarrollándose día a día. Sus efectos sobre el aporte económico del sector extractivo son pasmosos,

Mientras los países implementadores del EITI se enfrentan a los extraordinarios desafíos derivados de la pandemia de Covid-19 y las consecuentes contracciones económicas, la necesidad de contar con una gobernanza transparente sigue siendo igual de importante que siempre. En un período como este, el hecho de disponer de datos abiertos en las industrias extractivas puede servir como base para decidir políticas con responsabilidad e inteligencia. En esta publicación,

El Estándar EITI es ampliamente reconocido como el parámetro de referencia para la transparencia de las industrias extractivas. Sin embargo, los países que se proponen utilizar el EITI para gestionar su riqueza de recursos naturales de un modo transparente y sujeto a rendición de cuentas actualmente se enfrentan a ciertos desafíos. A partir de un sondeo del impacto de la pandemia de Covid-19 en la implementación del EITI en 53 países,

OpenOwnership, los principales expertos del mundo en materia de transparencia de la titularidad real, y la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI), el estándar global para la buena gobernanza del petróleo, el gas y la minería, unen sus fuerzas para combatir la corrupción y generar una mayor apertura de la titularidad en el sector extractivo.

En esta publicación nos ocuparemos de una pregunta que surge con frecuencia en los debates acerca del EITI: ¿cómo presentar los datos de un modo que ayude a configurar mejor el debate y la toma de decisiones? En el marco de los actuales acontecimientos —una drástica disminución de los precios del petróleo y una creciente incertidumbre económica— examinaremos una forma de cuantificar la dependencia de los recursos.

El mes pasado, el Consejo EITI 2019-2022 y diversas partes interesadas de más de 30 países se reunieron en ocasión de la Semana EITI en Oslo para realizar un balance y fijar la agenda para la implementación del EITI de cara al futuro. A continuación, repasamos brevemente algunos de los momentos destacados, las novedades más recientes, y las perspectivas a futuro para el EITI. 

El papel del EITI en la lucha contra la corrupción

¿Quiénes son los titulares de las empresas extractivas? El 1 de enero de 2020 entrarán en vigencia nuevos requisitos del EITI referentes a la divulgación de los titulares de las empresas extractivas. A la espera de este trascendental momento, realizamos un balance de los avances logrados hasta hoy por los países implementadores del EITI en materia de divulgación de los beneficiarios reales.

En el año transcurrido desde mi incorporación al Secretariado EITI como Director Ejecutivo ha habido numerosos acontecimientos. Hemos publicado una versión revisada del Estándar EITI, en donde se abordan nuevas áreas de la transparencia, como los contratos, las empresas de titularidad estatal, el comercio de productos básicos, cuestiones de género y asuntos ambientales. Organizamos con éxito una Conferencia Global y dimos la bienvenida a un nuevo Consejo EITI y a una nueva Presidenta, la M. Hble.

Pages